Buscar contenido en mi blog o en la web

Google
 

sábado, 22 de septiembre de 2007

Charla de Estellas Variables


Nuevamente participé de las reuniones de los viernes del cada vez mas famoso grupo Próxima Sur. ;-)
Mientras esperábamos la llegada de los demás participantes pudimos degustar unos exquisitos chorizos pampeanos.

Cuando estuvimos todos presentes, y mientras Leo preparaba la paella, Sebastián nos brindó una charla sobre estrellas variables.
Durante la charla, cada concepto o explicación era acompañado por una impecable animación preparada por Enzo (hasta ahora no he visto ninguna otra presentación al respecto tan buena como ésta).
Esta charla/presentación fue dada por primera vez en el último Star Party de Valle Grande, Mendoza, Argentina, y allí pude ser testigo de los excelentes comentarios que despertaban las animaciones entre el entusiasta público de aficionados presente. Felicitaciones a Sebas por las explicaciones tan claras, y a Enzo por las animaciones y la presentación.

Una vez terminada la charla nos dispusimos a honrar la paella que nos estaba esperando.


Luego de la paella, sacamos el telescopio al balcón para poder probar el nuevo chiche de Leo, un binoviewer Denkmeier.
Los binoviewers son unos binoculares que se colocan en el lugar donde pondríamos el ocular, y permiten mirar usando los dos ojos (hay que agregarle un ocular para cada ojo). Hasta ahora, mi única experiencia con binoviewers había sido en una Star Party de hace 2 años, con unos binoviewers Burgess, y a pesar de que estaban colocados en un gigantesco telescopio Celestron de 11", no habían logrado impresionarme, era muy difícil enfocarlos y lograr una visión cómoda. Mi sensación en ese momento era que el producto era de baja calidad.
Los binoviewer de Leo, en cambio, estaban muy bien terminados.
A pesar de que había bastantes nubes en el cielo, igualmente lo apuntamos a la Luna. Si bien la prueba no era de lo mejor, porque era difícil enfocar con nubes por delante, en los momentos que que la Luna se encontraba descubierta, realmente era un placer mirar a través de esos binoculares. La sensación de poder usar los dos ojos es fantástica, mucho mas natural y descansada. Me quedé mirando la luna durante 5 min, disfrutando cada momento. No me cansaba de ver. Realmente un placer. Me muero de ganas de probarlo en el campo, apuntándole a algún globular grande como Omega Centauri, para poder compararlo con algunos objetos que acostumbro ver. Creo que este accesorio puede llegar a convertirse en un vicio.
Espero poder probarlos mas a fondo en la próxima reunión en Open Door.



Mas tarde, cuando ya eramos menos, estuvimos con Alejandro viendo algunas opciones para agregarle al blog de ProximaSur.



¡Hasta la próxima!

1 comentario:

Alejandro dijo...

Comparto completamente los comentarios sobre la charla de Seba, la animación de Enzo y la paella de Leo.
Es realmente un placer estar con todos Uds. en estas reuniones.

Con respecto al Bino, no veo la hora de probarlo en La Pampa; espero que para el próximo viaje puedas ir.